garlic-ajo-wikigimnasio

Beneficios de consumir ajo para tu la salud

garlic-ajo-wikigimnasio

Introducción:

El ajo es un vegetal (Allium sativum) que pertenece a la clase Allium de plantas bulbosas, como las cebollas. El ajo se usa como condimento al cocinar y se caracteriza por su alto contenido de azufre. Además del azufre, el ajo también contiene arginina, oligosacáridos, flavonoides y selenio, los cuales pueden ser beneficiosos para la salud. Estudio

Beneficios del ajo para la salud demostrados: Estudios científicos

La alicina, el principal precursor de los compuestos bioactivos del ajo, los cuales se forman cuando las cabezas de ajo se cortan o se pican

-El ajo ha demostrado que puede reducir el cáncer de estómago y cáncer colorrectal,estudio.

-Propiedades antibacterianas, estudio.

-Efecto inhibidor de los compuestos sulfhidrilo relacionados con la dieta sobre la formación de nitrosaminas cancerígenas.este estudio.

-Aumentó la producción de testosterona en ratas, como se vió este estudio.

EVALUATION OF SEX HORMONES OMALE RATS TREATED WITH GARLIC AQUEOUS EXTRACT AND HIGH FATTY DIET

Consideraciones antes de tomar ajo:

Se puede tomar de multiples formas, las pautas de la Organización Mundial de la Salud (OMS) para la promoción de la salud en los adultos son una dosis diaria de 2 a 5 g de ajo fresco (aproximadamente un diente de ajo), 0,4 a 1,2 g de ajo en polvo seco, 2 a 5 mg de aceite de ajo, 300 a 1 000 mg de extracto de ajo, u otras formulaciones equivalentes a 2 a 5 mg de alicina.

Además de aliento fuerte y aumento en los olores corporales, el ajo a veces causa alergias. Si lo comes  con el estómago vacío puede causar acidez estomacal, náuseas, vómitos y diarrea. Algunos estudios en animales y en seres humanos indican que el ajo puede bajar los niveles de azúcar en la sangre (glucosa) y aumentar la producción de insulina.

¿Quién no debe tomar ajo?

quien no debe tomar ajo

Aunque el ajo es conocido por tener varios beneficios para la salud, no es adecuado para todas las personas en ciertas situaciones. A continuación, se presentan algunas situaciones en las que se recomienda precaución o evitar el consumo de ajo:

  1. Problemas gastrointestinales: El ajo puede causar molestias gastrointestinales en algunas personas, como acidez estomacal, flatulencia o irritación intestinal. Aquellas personas que ya tienen problemas digestivos pueden querer limitar su consumo.
  2. Alergias: Algunas personas pueden ser alérgicas al ajo, lo que podría provocar síntomas como picazón, hinchazón, erupciones cutáneas o dificultad para respirar. En casos de alergias, se debe evitar el ajo por completo.
  3. Trastornos de coagulación: El ajo puede tener propiedades anticoagulantes y antiplaquetarias, lo que significa que puede afectar la coagulación de la sangre. Las personas que toman medicamentos anticoagulantes o que tienen trastornos de coagulación deben consultar a su médico antes de consumir grandes cantidades de ajo.
  4. Problemas de azúcar en la sangre: El ajo puede afectar los niveles de azúcar en la sangre, por lo que las personas con diabetes deben tener cuidado y consultar a su médico antes de incorporar grandes cantidades de ajo a su dieta.
  5. Preoperatorio: Se recomienda evitar el ajo antes de una cirugía, ya que podría interferir con la coagulación sanguínea y aumentar el riesgo de sangrado durante la operación.
  6. Lactancia: Aunque no hay evidencia sólida, algunas personas sugieren que el ajo puede afectar el sabor de la leche materna, lo que podría influir en el gusto del bebé.

Las personas que son susceptibles de padecer afecciones estomacales, como úlceras,  deben evitar el ajo, dado que este puede agravar la situación o causar nuevos problemas.

Siempre es recomendable consultar con un profesional de la salud, como un médico o un dietista, antes de hacer cambios significativos en la dieta, especialmente si se tienen condiciones de salud preexistentes. Cada persona es única, y lo que funciona bien para una persona puede no ser adecuado para otra.


Propiedades Medicinales del Ajo: Desentrañando sus Poderes Curativos

El ajo no solo es un ingrediente sabroso en la cocina, sino que también ha sido aclamado a lo largo de los siglos por sus potentes propiedades medicinales. Varios estudios respaldan la idea de que el ajo es más que un simple condimento, ofreciendo beneficios significativos para la salud. Aquí exploramos algunas de sus propiedades más destacadas:

Acción Antioxidante:

El ajo contiene compuestos ricos en azufre, como la alicina, que actúan como potentes antioxidantes. Estos compuestos neutralizan los radicales libres en el cuerpo, ayudando a prevenir el daño celular y reduciendo el riesgo de enfermedades crónicas.

  • Estudio: «Effects of garlic (Allium sativum) on oxidative stress and atherosclerosis in an experimental hyperlipidemic model.»
  • Resultados: Este estudio, publicado en el Journal of Agricultural and Food Chemistry, sugiere que los compuestos antioxidantes presentes en el ajo pueden reducir el estrés oxidativo y ayudar en la prevención de la aterosclerosis.

Efectos Cardiovasculares Positivos:

Numerosos estudios han demostrado que el consumo regular de ajo puede tener beneficios para el sistema cardiovascular. Se cree que el ajo ayuda a reducir los niveles de colesterol LDL («colesterol malo») y a regular la presión arterial, lo que contribuye a la salud del corazón.

  • Estudio: «Garlic supplementation prevents oxidative DNA damage in essential hypertension.»
  • Resultados: Publicado en Molecular and Cellular Biochemistry, este estudio indica que la suplementación con ajo puede ayudar a prevenir el daño oxidativo al ADN en personas con hipertensión esencial, respaldando así su impacto positivo en la salud cardiovascular.

Propiedades Antiinflamatorias:

El ajo ha sido reconocido por sus propiedades antiinflamatorias, que pueden ser útiles en la prevención y el manejo de diversas enfermedades inflamatorias. Este efecto antiinflamatorio puede ser atribuido a compuestos como la alicina y otros compuestos sulfurados.

  • Estudio: «Anti-inflammatory and anti-oxidative effects of garlic in experimental rats with nonalcoholic steatohepatitis.»
  • Resultados: Publicado en Experimental and Therapeutic Medicine, este estudio encontró que el ajo tiene propiedades antiinflamatorias y antioxidantes que pueden ser beneficiosas en casos de esteatohepatitis no alcohólica.

Refuerzo del Sistema Inmunológico:

El ajo se ha asociado tradicionalmente con la mejora del sistema inmunológico. Sus propiedades antimicrobianas pueden ayudar a combatir infecciones, y su capacidad para estimular la actividad de ciertas células inmunitarias puede fortalecer las defensas del cuerpo.

  • Estudio: «Immunomodulatory effects of aged garlic extract.»
  • Resultados: Publicado en The Journal of Nutrition, este estudio sugiere que el extracto de ajo envejecido tiene efectos inmunomoduladores, lo que podría contribuir al fortalecimiento del sistema inmunológico.

Potencial Anticancerígeno:

Si bien se necesita más investigación, algunos estudios sugieren que el ajo podría tener propiedades anticancerígenas. Se ha observado que ciertos compuestos del ajo inhiben el crecimiento de células cancerosas y tienen efectos protectores contra ciertos tipos de cáncer.

  • Estudio: «Garlic: a review of potential therapeutic effects.»
  • Resultados: Publicado en Avicenna Journal of Phytomedicine, este artículo de revisión destaca el potencial anticancerígeno del ajo, aunque se enfatiza la necesidad de más investigaciones.

Regulación de la Diabetes:

El ajo ha mostrado cierto potencial en la regulación de los niveles de azúcar en la sangre, lo que puede ser beneficioso para personas con diabetes. Sin embargo, es esencial que las personas con diabetes consulten a su médico antes de incorporar grandes cantidades de ajo a su dieta.

  • Estudio: «Garlic supplementation ameliorates UV-induced photoaging in hairless mice by regulating antioxidative activity and MMPs expression.»
  • Resultados: Aunque este estudio se centra en el envejecimiento inducido por la radiación UV, sugiere que la suplementación con ajo puede tener efectos antioxidantes, y otros estudios indican que podría tener un papel en la regulación de la diabetes.

¿Cómo añadir ajo a tu dieta?

Voy a compartir contigo las mejores recetas que conozco para incorporar el ajo a tu dieta de forma saludable. Espero que estas recetas te gusten. Vamos al lío.

Pollo al Ajillo

Ingredientes:

  • 4 pechugas de pollo deshuesadas y sin piel
  • 8 dientes de ajo, picados finamente
  • 1 ramita de romero fresco
  • 1/2 taza de caldo de pollo
  • 1/4 taza de vino blanco seco
  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • Sal y pimienta al gusto
  • Perejil fresco picado (opcional, para decorar)

Instrucciones:

  1. Preparación del Pollo:
    • Salpimenta las pechugas de pollo al gusto.
    • Calienta el aceite de oliva en una sartén grande a fuego medio-alto.
  2. Dorado del Pollo:
    • Coloca las pechugas de pollo en la sartén caliente y dora ambos lados durante 3-4 minutos hasta que estén doradas.
  3. Añadir Ajo y Romero:
    • Agrega los dientes de ajo picados y la ramita de romero a la sartén. Saltea por 1-2 minutos para liberar los aromas.
  4. Deglasear con Vino y Caldo:
    • Vierte el vino blanco en la sartén para deglasear, raspa cualquier residuo del fondo.
    • Agrega el caldo de pollo y reduce el fuego a medio-bajo. Cocina a fuego lento durante 15-20 minutos.
  5. Terminar la Cocción:
    • Continúa cocinando hasta que el pollo esté bien cocido y la salsa se haya reducido y espesado.
  6. Servir:
    • Retira la ramita de romero antes de servir.
    • Opcional: decora con perejil fresco picado para un toque de frescura.

Bruschetta con Tomate y Ajo

Ingredientes:

  • 4 tomates medianos, picados en cubos pequeños
  • 2 dientes de ajo, picados finamente
  • 1/4 taza de albahaca fresca, picada
  • 2 cucharadas de aceite de oliva extra virgen
  • Sal y pimienta al gusto
  • 1 baguette, cortada en rodajas diagonales

Preparación:

  1. Preparación de los Tomates:
    • En un tazón, mezcla los tomates picados, el ajo y la albahaca fresca.
    • Agrega el aceite de oliva y sazona con sal y pimienta al gusto. Mezcla bien y deja reposar para que los sabores se integren.
  2. Tostar la Baguette:
    • Precalienta el horno a 200°C.
    • Coloca las rodajas de baguette en una bandeja para hornear y tuesta en el horno durante 5-7 minutos, o hasta que estén doradas.
  3. Montaje de la Bruschetta:
    • Distribuye generosamente la mezcla de tomate sobre cada rodaja tostada de baguette.
  4. Toque Final:
    • Opcional: rocía un poco más de aceite de oliva sobre las bruschettas antes de servir para un acabado fresco.

Sopa de Ajo

Ingredientes:

  • 8 tazas de caldo de pollo o vegetal
  • 6 dientes de ajo, picados finamente
  • 1/4 taza de aceite de oliva extra virgen
  • 1 baguette, cortada en rodajas
  • 1 huevo
  • 1 taza de queso rallado (como queso parmesano o gruyère)
  • Sal y pimienta al gusto
  • Perejil fresco, picado (opcional, para decorar)

Instrucciones:

  1. Preparación de la Sopa:
    • En una olla grande, calienta el aceite de oliva a fuego medio. Agrega los ajos picados y saltea hasta que estén fragantes, pero no dorados.
  2. Añadir Caldo:
    • Vierte el caldo de pollo o vegetal en la olla con el ajo. Lleva la mezcla a ebullición y luego reduce el fuego. Deja cocinar a fuego lento durante unos 10-15 minutos para que los sabores se mezclen.
  3. Preparar las Tostadas:
    • Mientras la sopa cocina, coloca las rodajas de baguette en una bandeja para hornear y tuesta en el horno precalentado hasta que estén doradas.
  4. Huevo Poche:
    • Rompe el huevo y agrégalo con cuidado a la sopa caliente. Cocina hasta que la clara esté firme pero la yema aún esté líquida.
  5. Servir:
    • Sirve la sopa caliente en tazones individuales.
    • Coloca una tostada en cada tazón y espolvorea con queso rallado.
    • Opcional: decora con perejil fresco picado.

Consejos para cocinar el ajo

Selección y Almacenamiento:

  • Elije cabezas de ajo firmes y sin brotes verdes. Evita los bulbos que estén blandos o tengan manchas.
  • Almacena el ajo en un lugar fresco y seco, preferiblemente en una despensa o caja de almacenamiento.

Pelado Eficiente:

  • Para pelar fácilmente los dientes de ajo, presiona ligeramente con la hoja de un cuchillo ancho para aflojar la cáscara. Luego, pélalos fácilmente.

Picado y Triturado:

  • Pica o tritura el ajo justo antes de usarlo para conservar sus aceites esenciales y maximizar el sabor.
  • Utiliza un cuchillo afilado para obtener cortes limpios y evitar que el ajo se vuelva amargo.

Cocinar a la Temperatura Correcta:

  • Cocina el ajo a fuego medio o bajo para evitar que se queme. El ajo quemado puede tener un sabor amargo y desagradable.

Añadir en el Momento Adecuado:

  • Añade el ajo picado al final del proceso de salteado para evitar que se queme.
  • Si estás haciendo una salsa o guiso, agrega el ajo al principio para permitir que sus sabores se mezclen.

Intensidad del Sabor:

  • Si prefieres un sabor más suave, usa ajos asados o pochados en lugar de ajo crudo.
  • Experimenta con diferentes formas de ajo, como ajo negro, que tiene un sabor más dulce y suave.

Combina con Otros Ingredientes:

  • Combina el ajo con hierbas frescas como perejil, albahaca o cilantro para realzar su sabor.
  • Experimenta con ingredientes que complementen el ajo, como limón, tomate o jengibre.

Uso en Aceite o Mantequilla:

  • Infunde aceite de oliva o mantequilla con ajo para agregar sabor a tus platos. Calienta el aceite con ajos enteros a fuego bajo para evitar quemarlos.

Conservación del Ajo Asado:

  • Asa cabezas de ajo enteras en el horno y consérvalas en aceite de oliva. Puedes usar los dientes asados en salsas, adobos o untados en pan.

Experimenta con Formas de Ajo:

  • Prueba con ajo en polvo, ajo deshidratado o ajo en escamas que vienen bien para cierto tipo de recetas.

¿Qué es el Ajo Negro?

El ajo negro es ajo común que ha pasado por un proceso de fermentación controlada durante varias semanas a meses a una temperatura y humedad específicas. Este proceso transforma los compuestos del ajo, dando como resultado un ajo de color negro y con un sabor más suave, dulce y meloso. Aunque visualmente diferente, el ajo negro conserva muchos de los beneficios nutricionales presentes en el ajo crudo.

Beneficios del Ajo Negro:

1. Antioxidante Poderoso:

El ajo negro es conocido por tener un contenido antioxidante aún mayor que el ajo fresco. Los antioxidantes ayudan a combatir los radicales libres en el cuerpo, contribuyendo así a la salud celular y al envejecimiento saludable.

2. Mejora de la Salud Cardiovascular:

Se ha sugerido que el consumo de ajo negro puede tener beneficios para la salud cardiovascular, incluida la reducción de los niveles de colesterol y la mejora de la circulación sanguínea.

3. Refuerzo del Sistema Inmunológico:

Al igual que el ajo común, el ajo negro contiene compuestos que pueden fortalecer el sistema inmunológico, ayudando al cuerpo a defenderse contra enfermedades e infecciones.

4. Propiedades Antiinflamatorias:

Los compuestos presentes en el ajo negro pueden tener propiedades antiinflamatorias, lo que podría ser beneficioso para reducir la inflamación en el cuerpo.

5. Regulación del Azúcar en Sangre:

Algunas investigaciones sugieren que el ajo negro puede ayudar a regular los niveles de azúcar en la sangre, lo que podría ser beneficioso para personas con diabetes o en riesgo de desarrollar la enfermedad.

Usos Culinarios del Ajo Negro:

1. Salsas y Aderezos:

Agrega ajo negro a salsas y aderezos para darles un sabor único y complejo. Puedes combinarlo con aceite de oliva para obtener un aderezo delicioso.

2. Untado en Pan:

El ajo negro puede ser untado directamente en pan para obtener un aperitivo delicioso. Combínalo con queso o tomates para un bocado gourmet.

3. Platos de Arroz y Pasta:

Añade ajo negro a platos de arroz, pasta o risotto para darles un sabor profundo y umami.

4. Sopas y Guisos:

Incorpora ajo negro en sopas y guisos al final del proceso de cocción para intensificar el sabor sin perder sus propiedades.

5. Marinadas y Adobos:

Mezcla ajo negro en marinadas y adobos para carnes, aves o pescados. Aportará un toque dulce y agradable.

6. Postres Creativos:

Explora la cocina creativa incorporando ajo negro en postres como chocolates o salsas para frutas.

El ajo negro ofrece una experiencia culinaria única y una gama de beneficios para la salud. Intégralo en tu cocina para experimentar su sabor distintivo y disfrutar de sus propiedades nutricionales.


Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ayudame a crecer en Youtube. Suscríbete a mi canal, son solo 2 segundos

X
error: